Blog
Volver al Blog
#Eventos

3 planes que hacer en septiembre en Mallorca

Llega septiembre, mes de transición hacia el otoño, final de verano, un mes que nos ofrece grandes alternativas fuera de la vorágine vacacional de los meses estivales. Ahora que parece que todo se pone en marcha, sus vacaciones no tienen porque detenerse. Septiembre en Mallorca es sinónimo de temperaturas más moderadas, los 27 grados de media durante este mes son garantía de mucho sol, aunque menor afluencia y mayores facilidades.

Desde Hotel Cosmopolitan Mallorca queremos acercarle propuestas diferentes para poder sacar todo el jugo a la experiencia de este mes cargado de sorpresas y no siempre conocido. Como símil de nuestra excelencia queremos ofrecerle tres propuestas diferentes, tres propuestas donde tierra y agua; gastronomía y cultura; pasión y respeto por la tierra no le dejaran indiferentes.

1. Durante el mes de septiembre el ritmo de los centros culturales aumenta. Palma de Mallorca, antaño puerto donde desembarcaban los tapices venecianos y las maravillas que llenaban el litoral mediterráneo, hoy es una de las capitales internacionales del arte y paraíso para marchantes, especialistas o simplemente espectadores que busquen las corrientes más novedosas, así como las últimas vanguardias.

Durante los últimos años el nivel de galerías públicas y privadas ha sufrido un crecimiento exponencial, fruto de este nuevo empuje desde hace unos años se celebra la Nit de l’Art. Durante el fin de semana del 20 al 22 de septiembre y con su día grande el sábado 21 de septiembre. La noche ofrece un sinfín de posibilidades, ya que todo tipo de acontecimientos artísticos tienen lugar en cada esquina de la ciudad.

Es la noche en la que las galerías, museos y estudios de arte abren sus puertas hasta medianoche e inauguran exposiciones simultáneamente. Este evento convoca a miles de personas, que salen a la calle y van de una exposición a otra.

Además de las exposiciones, se celebran todo tipo de eventos en distintos lugares de la ciudad, añadiendo entretenimiento a La Nit de l’Art. No tiene que ser un experto en arte para valorar esta memorable ocasión, que reúne cada año a más importantes coleccionistas británicos, alemanes y rusos en muestras privadas que tienen lugar a lo largo de la misma noche.

2. Durante el mes de septiembre el ritmo en el interior de Mallorca se acelera, el otoño se acerca y las tradiciones mandan. Durante este mes podrá disfrutar de las mejores experiencias gastronómicas, catas de vinos y ferias. Algunas, como la fiesta de la vendimia y las celebraciones de Santa Ponça, son bulliciosas; otras son más tranquilas, por ejemplo, la feria del melón o las fiestas de la beata Santa Catalina Tomás de la localidad de Santa Margalida.

Mallorca a lo largo de su historia ha sido punto de referencia de las variantes mediterráneas de los viñedos, desde la época romana hasta la actualidad. Hoy uno de los pueblos donde la tradición ha desarrollado en mercado internacional que ha puesto una denominación de origen en el mapa es el pueblo de Binissalem.

Binissalem se convierte en una gran zona de fiesta durante dos semanas para celebrar el final de la cosecha de la uva. La Festa des Vermar atrae a gente de toda la isla y más allá con sus eventos que incluyen catas de vino, concursos de pisar uvas, concursos de lanzamiento de uvas, procesiones de carnavales y cenas al aire libre en las que se sirve el plato tradicional Fideus des Vermar.

 3. Por último le ofrecemos una propuesta deportiva, cultural y gastronómica. La Ruta de Pedra en Sec GR 221 propone descubrir los paisajes construidos con piedra en seco de la sierra de Tramuntana, hoy declarada patrimonio de la humanidad por la UNESCO en la categoría de paisaje cultural. Así mismo, hace posible visitar interesantes vestigios históricos, encontrar los mitos y las leyendas, conocer las tradiciones, la arquitectura, las costumbres, la gastronomía y la artesanía de este lugar privilegiado de la geografía isleña.

El itinerario senderista se acerca a menudo a la costa y en algunos lugares a las cumbres más elevadas de la cordillera, y es el punto más alto del recorrido llamado ‘coll de ses Cases de Neu’ con poco más de mil doscientos metros de altura. Esta combinación y la diversidad de vegetación, con encinares sombríos, garrigues y màquies típicamente mediterráneas.

La Ruta de Piedra en Seco GR 221 tiene como apoyo principal la red de antiguos caminos restaurada por el Consell de Mallorca, hecho que la hace accesible para senderistas de todas las edades. Así mismo, la climatología de la isla la hace practicable casi todo el año.

.

Volver al Blog
Reservar
Configura tu estancia:
0 adultos
0 niños
Niño 1
1 Años
Niño 2
1 Años
0 adultos
0 niños
Niño 1
1 Años
Niño 2
1 Años