Blog
Volver al Blog
#Mallorca

Las costumbres navideñas más curiosas de Europa

A tan solo unas semanas para que dé comienzo la época más maravillosa del año, ya se puede apreciar como la iluminación llena de color las calles, los mercadillos navideños se instalan en las plazas y los árboles se abarrotan de adornos. En las diferentes ciudades del mundo se empieza a respirar el ambiente navideño que ilusiona a pequeños y mayores por igual.

Si hay algo que une durante esta entrañable festividad son las distintas y curiosas costumbres que se llevan a cabo en los diferentes países del globo terráqueo. Y es que cada nacionalidad celebra esta conmemoración a su manera. La Navidad en Europa es una experiencia muy cautivadora, existen miles de costumbres centenarias que se llevan a cabo en todas sus ciudades, ¿sabía que en Italia celebran el último día del año tomando lentejas y abriendo las ventanas?, ¿o que en Islandia existe el regalo por excelencia de la Navidad?

Si es un amante de la lectura, debe saber que en Islandia hay un objeto que, sin duda, es el regalo estrella, se trata del libro. En Nochebuena, no hay islandés que no regale un libro con el fin de pasar el resto de la noche y el día de Navidad leyendo. Dicha tradición nació tras la II Guerra Mundial y se ha mantenido a lo largo de los años.

En Noruega mantienen una tradición de lo más llamativa. Se trata de esconder las escobas en un lugar difícil de encontrar. Esta costumbre se fundamenta en que se cree que, si se dejan a la vista, los espíritus malignos las robarán y saldrán volando.

En Italia, las familias tienen la costumbre de terminar el año tomando lentejas. Éstas simbolizan riqueza y bienes. En algunas ciudades italianas se mantiene la milenaria y singular tradición de arrojar algunos muebles por la ventana, ya que existe la creencia de que de esta manera se liberan de todo lo malo ocurrido durante el año que termina.

Si hay una tradición que encoge los corazones es la que se lleva a cabo los ciudadanos de Portugal. A la hora de poner la mesa, éstos añaden más cubiertos de los necesarios para incluir a los familiares difuntos que ya no se encuentran presentes.

Al lado, en España, se toman las conocidas doce uvas de la suerte para despedir el año con el mejor de los augurios. Además de esta tradición, existe otra muy conocida y que, de la misma manera, se comparte en Nueva Zelanda. Se trata de empezar el año nuevo vistiendo una prenda de color rojo, siendo la mayoría de las veces ropa interior.

En Europa del norte, concretamente en Finlandia, se conserva una costumbre muy vistosa. A Papá Noel se le conoce como Joulupukki, significa cabra de Navidad. Dicha tradición consiste en entregarse los regalos personalmente con la diferencia de que, en el país escandinavo, se tapan la cara con máscaras de cabra.

Eslovaquia es el país que mantiene la tradición más “pegajosa” de todo el continente europeo y enseguida entenderá porqué. El hombre de mayor edad sentado a la mesa ha de arrojar al techo una cucharada de loksa, pudín típico del país. Y cuanto más se pegue al techo mucho mejor.

Existen cientos de costumbres y tradiciones que se han mantenido a lo largo de los años en toda Europa. Cada país cuenta con sus propias creencias y tradiciones y nada tienen que ver las unas con las otras, pero hay una cosa que tienen en común y es que todas se llevan a cabo con nuestros seres queridos y ésta es la verdadera magia de la Navidad.

Volver al Blog
Reservar
Diseña tu estancia:
0 adultos
0 niños
Niño 1
1 Años
Niño 2
1 Años
0 adultos
0 niños
Niño 1
1 Años
Niño 2
1 Años