Blog
Volver al Blog
#Mallorca

La Seu, el edificio más emblemático de Mallorca

La construcción más emblemática de la isla se encuentra a solo unos minutos del Hotel Cosmopolitan Mallorca. Como es lógico, nos referimos a la Catedral-Basílica de Santa María, más conocida como la Catedral de Mallorca o La Seu (Seu o Seo es el nombre que recibían las catedrales del Reino de Aragón). Se trata de un templo cristiano de estilo gótico levantino ubicado en pleno centro histórico y con vistas a la bahía de Palma.

La historia de La Seu está muy ligada a la monarquía. Después de la conquista de Madina Mayurqa en 1229, Jaime I, rey de Aragón y conde de Barcelona, ordenó la consagración de la antigua mezquita mayor a la Santa María. Dicen que cuando el monarca navegaba hacia la isla para conquistarla se presentó un fuerte temporal y prometió levantar una catedral dedicada a la Virgen si llegaban a tierra sanos y salvos.

Durante el reinado de Jaime II (1276-1311) comenzó la construcción del templo que conocemos hoy. Erigida sobre las murallas romanas y renacentistas que protegían a la ciudad, es la única catedral gótica que cumple con esta singularidad. Se piensa que parte del material usado para su construcción vino de la cala de Portals Vells. Allí extrajeron bloques de un acantilado con unas enormes cuevas y los transportaron por barco hasta Palma.

En 1346, con el rey Jaime III, el templo estaba casi terminado, solo faltaban algunos trabajos y acabados que continuaron prácticamente hasta 1601. De hecho, después de esa fecha se siguieron y se siguen realizando reformas y trabajos de restauración.

En 1498 finalizó la obra de la torre del campanario, en el que hay 9 campanas, todas ellas con su nombre, siendo la de n’Eloi la más grande.

A comienzos del siglo XX, el mundialmente conocido arquitecto Antoni Gaudí adaptó el espacio interior de la catedral a las nuevas exigencias litúrgicas y pastorales. Cambió la posición del coro, eliminió el retablo mayor de estilo gótico, se encargó de la realización del baldaquino del altar mayor, incorporó el presbiterio y cambió la iluminación y el mobiliario.

Actualmente, desde mayo hasta octubre, se puede visitar tanto la torre como las terrazas de la catedral. Hay que subir 215 escalones pero vale la pena contemplar las vistas desde arriba.

Durante la visita también se pasa por el rosetón mayor, conocido como el ojo del gótico. Se trata de uno de los más grandes del mundo, con un diámetro de de 13,8 metros. Hablando de este elemento tenemos que mencionar el “Espectáculo del 8”, un fenómeno que sucede dos veces al año: el 2 de febrero y el 11 de noviembre. Sobre las 8 de la mañana, los rayos del sol entran por el rosetón mayor y cruzan el templo hasta la pared interior de la fachada principal, debajo del otro rosetón se proyecta la luz filtrada por el primer rosetón, por lo que se forma el número ocho.

Además, la Seu ofrece otro espectáculo lumínico: durante el solsticio de invierno, puede apreciarse la salida del sol a través de ambos rosetones, creando una especie de calidoscopio. Un fenómeno que puede contemplarse perfectamente desde el museo Es Baluard. 

En 1931 La Seu fue declarada Monumento Histórico-artístico, ya que es un referente del gótico levantino, un estilo que se caracteriza por no seguir los modelos clásicos franceses, sino por usar una planta de salón al estilo alemán. El edificio cuenta con tres capillas paralelas en la cabecera y numerosas capillas laterales.

Por último, señalar que La Seu es la sede de la Diócesis de Mallorca y en la Casa de la «Almoina» (edificio anexo al templo) se encuentra el Archivo Capitular, el cual se puede visitar durante todo el año.

Aproveche su estancia en el Hotel Cosmopolitan Mallorca para disfrutar de esta maravilla de la arquitectura, única en el mundo, y contemple la historia con sus propios ojos.

Volver al Blog
Reservar
Configura tu estancia:
0 adultos
0 niños
Niño 1
1 Años
Niño 2
1 Años
0 adultos
0 niños
Niño 1
1 Años
Niño 2
1 Años